OBRA:

Obras 2015-2017

Secuencias

Armonia-Destrucción

Nucleos y Radiogeometrías

Pequeños sucesos

Dialogos con la materia

 

TEXTOS

BIOGRAFÍA

CONTACTO

 

INICIO

 

 

Me traen a la memoria el poema de Wallace Stevens, “El hombre de nieve”: “Ha de tener uno una mente de invierno/ para mirar la escarcha y las ramas/ de los pinos cubiertas de nieve;/ …/ Pues el oyente, que en la nieve escucha,/ y, nada él mismo, contempla/ la nada ausente y la nada presente.” Es cierto que también podrían referirse estos versos a gran parte de los cuadros de la exposición, aunque el blanco de los últimos refuerza la idea de vacío y de ausencia. Es ahí donde el lirismo surge, un lirismo mínimo, difuminado, al igual que las líneas. En otras obras surge cierta calidez. Es el caso de aquellas en que el papel artesanal queda parcialmente oculto por el vegetal. Repite el concepto de secuenciación y la idea subyacente en muchos de ellos de la oposición entre lo humano y lo industrial. La labor de humanización del vacío la lleva a cabo mediante la artesanía. El color sigue ausente, la geometría persiste pero el material añade un suplemento de humanidad.

V

No cuento con elementos suficientes para saber si estas últimas obras prefiguran la evolución de la pintura de Luis Nieto.. Ha habido, eso sí, desde hace años una progresiva esencialización desde la pintura matérica No cuento con elementos suficientes para saber si estas últimas que practicaba hasta la actual eliminación de todo aquello que no es estrictamente necesario. Hay un intento muy serio de experimentación de técnicas y una reducción de elementos con el propósito de que el significado aumente en intensidad y profundidad. Ante tanta cháchara, ruido exterior, dispersión y exceso visual, Nieto ha decidido que el camino es el de la retracción y el de la repetición más o menos aleatoria de elementos mínimos para, de este modo, en un proyecto que a veces recuerda a la música de John Cage, lograr la sorpresa y la abertura por la que lo sorprendente entre en nuestras vidas.No sé si estará de acuerdo conmigo pero recuerdan al camino del zen, al final del cual el practicante encuentra el estado de sosiego al que ha llegado mediante la meditación y la repetición de algunos gestos cotidianos. Al igual que sale uno después de contemplar sin prisas la exposición.

Santiago Rodríguez Guerrero-Strachan



Siguiente » 1 2 3 4 5 6 7 8