OBRA:

Obras 2015-2017

Secuencias

Armonia-Destrucción

Nucleos y Radiogeometrías

Pequeños sucesos

Dialogos con la materia

 

TEXTOS

BIOGRAFÍA

CONTACTO

 

INICIO

 

 

Texto del catalogo "·Secuencias".

La pintura de Luis Nieto o el camino hacia el despojamiento.

"Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente." Jorge Luis Borges

I

En la pintura de Luis Nieto encuentro, quizás buscados de manera inconsciente, referentes poéticos. No creo que él los provoque; de lo que cabe poca duda es que entre sus referencias está la poesía, absorbida de una manera caótica e instintiva porque la siente cercana y no necesita pensar mucho en ella ni sobre ella. Entre los muchos poetas que resuenan cuando observo algún cuadro de Nieto estáWilliam Carlos Williams, él mismo interesado en la pintura. Suelo recordar los versos que escribió en “Primavera y todo”: “Llegan al mundo, desnudos,/ ateridos/ inseguros de todo/ excepto de que llegan”. Así entiendo yo la pintura de Nieto. Uno entra en ella carente de certezas pero seguro de que accede a un mundo de una extraordinaria densidad visual e ideológica; un mundo complejo que ha ido desarrollando desde los inicios de su carrera y que tiende hacia el desnudamiento de sí mismo. Cómo lo pueda conseguir, y me refiero al mantenimiento de la densidad pictórica junto con el vaciamiento del cuadro, es uno de los varios misterios que ofrece Luis Nieto al espectador.

II

Tiene su estudio en un barrio de las afueras de la ciudad, en una calle cercana a una vía de entrada y salida de la misma, de tráfico congestionado con mucha frecuencia, oculto el local entre bloques de viviendas de ladrillo visto y ventanales de aluminio. Es una callejuela que no lleva a ningún sitio, casi se acaba al llegar allí. Los niños juguetean en la calle y los adultos le miran a uno con desconcierto o sorpresa cuando pasa al lado de ellos. Cuando el visitante casual traspasa la persiana metálica que lo protege de la vana curiosidad mundana, encuentra otro mundo, que en un principio puede parecer el culmen de la anarquía pero donde, con el tiempo, uno comprende que rige un orden construido a la medida del pintor. Abandonadas en una esquina, al lado de una estufilla eléctrica, hay unas deportivas, gastadas, amoldadas por el prolongado uso a sus pies, el interior del talón rozado hasta llegar al blanco. El trabajo lento y permanente las ha ido desgastando pero allí permanecen, como parte integrante de su mundo, como elemento significante de su modo de entender la pintura.



Siguiente » 1 2 3 4 5 6 7 8